“Amar educa”: El mensaje de Humberto Maturana en el Colegio Concepción Linares

Diseño de IMG
Humberto Maturana dejó huellas más allá de la ciencia en Linares, un mensaje de fraternal humanidad y maestría, así lo constató la comunidad educativa del Colegio Concepción Linares.
El fallecido Premio Nacional de Ciencias en la última oportunidad que estuvo en la ciudad se reunió con estudiantes y docentes de este colegio, dejando su huella en el laboratorio de ciencias que lleva su nombre. Quien fuera biólogo, escritor y filósofo dejó un interesante legado, al recibir en agosto de 2019 un homenaje en el establecimiento, ahí mostró la humildad del maestro y la sabiduría frente a la inspiración que hay frente a la docencia.
 
Maturana en la oportunidad señaló que “cuando decimos que amar educa, lo que decimos es que el amar es el espacio en que acogemos al otro, que lo dejamos aparecer, en el que escuchamos lo que dice sin negarlo desde un prejuicio, supuesto, o teoría.
Los docentes tienen el deber de formar a personas que reflexionan, preguntan, dialogan y que desarrollan la autonomía, que deciden por sí misma. Amar educa. Para que el amar eduque, hay que amar y tener ternura. El amar es dejar aparecer al otro como un legítimo otro, vivir es conocer, ese es mi lema como profesor” dijo el influyente científico quien saltó al mundo humanista por sus aportes a la teoría del conocimiento, con el cual se estudian en la actualidad los temas de educación, comunicación y ecología.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp